El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto que regula el Plan de Impulso al Medio Ambiente PIMA SOL, cuyo objetivo es impulsar la renovación de las infraestructuras de los hoteles para que reduzcan sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) entre un 40 y un 70 por ciento, y de otros contaminantes como el óxido de nitrógeno (NOx) y las partículas. La media de aportación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), será de 10.420 euros por hotel.

Concretamente, los beneficiarios del plan serán hoteles españoles con proyectos de rehabilitación energética que cumplan las condiciones mínimas establecidas (pymes, empresas o cadenas hoteleras).

El plan contempla una inversión de más de 400 millones de euros, de los que el 50 por ciento vendrán de financiación del Banco Europeo de Inversión (BEI) a hoteles en condiciones favorables mediante una línea de crédito ya aprobada y a la que se ha sumado el Banco Santander.

Además, según los cálculos del Gobierno, se espera que puedan acogerse más de 500 establecimientos hoteleros y que la ejecución de las medidas de renovación que se incluyan en el plan posibilitará la creación de unos 8.000 empleos, amén del mantenimiento de puestos de trabajo de autónomos, PYMES y de empresas energéticas y de construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *